Destacada

La primera, la de bienvenida

¡Hola! Este es un blog académico sobre cultura científica. Nace con motivo de los estudios que acabo de empezar, y con suerte, evolucionará en un proyecto más personal, aunque sin abandonar la intención de que sea igual de didáctico que entretenido (para mí y para los lectores).

Aquí iré colgando semanalmente ejercicios de algunas asignaturas que estaré cursando este año. Pretendo reflejar mi motivación personal por reflexionar acerca de la sociedad y su relación con la ciencia; cuestionar realidades, compartir aprendizajes y por supuesto, invitar a los demás a hacer lo mismo.

¿Hay sitio para Dios en el Cosmos?

Una noche oscura y estrellada. La situación lo pide a gritos: “¿De dónde venimos? ¿A dónde vamos?” 

Creo que todas las personas nos hemos dejado llevar por un momento así y hemos divagado con el que probablemente sea el rompecabezas humano por excelencia, y no sólo en términos filosóficos, también científicos. El cielo y las estrellas han estado sobre nosotros desde nuestros inicios, y a lo largo de la historia de la humanidad la atracción por preguntarnos sobre El Origen ha sido demasiado fuerte como para ignorarla.

La ciencia cosmológica nos explica el origen del Universo, el Big-Bang, aquella explosión expansiva hace 13.800 millones de años que dio luz, literalmente, a todo lo que conocemos, todo lo que somos, y todo lo que ni siquiera sabemos que existe. Nos proporciona evidencias de que el Universo que conocemos está expandiéndose, lo que significa que alguna vez tuvo que estar todo unido; nos muestra que las estrellas que vemos y la materia que nos hace ser tienen más en común de lo que pensamos. 

Aún así, sigue habiendo cosas que no conocemos, naturalmente. ¿Qué había antes de ese Big-Bang? ¿De dónde salió aquello que resultó en esa gran explosión? Para mí, y supongo que para muchas personas que creen en la ciencia, esa incertidumbre es excitante, es una puerta abierta de par en par al potencial conocimiento, es una semilla para la reflexión. Pero para otras personas esa nada produce tanto vértigo que lo natural es rellenar el hueco con algo convincente y aliviador, que es la existencia de un ente creador, de un Dios. 

A mí personalmente, no me alivia la narrativa de un Dios creador, al contrario, me reconforta precisamente saber que hay cosas desconocidas para nosotros, que hay sitio para que el conocimiento siga expandiéndose. Y precisamente cuanto más abarca el conocimiento, menos hueco veo para un Dios. 

Breve recorrido por Google: historia y algoritmos

En cuestión de décadas, nuestro modelo de búsqueda de información ha cambiado radicalmente, y lo digital prácticamente se ha impuesto por completo al papel. Google es, actualmente, el buscador por excelencia, hasta el punto en el que se estima una media de 6 mil millones de búsquedas diarias en todo el mundo. Esta plataforma es la base (por suerte o por desgracia, a juicio de cada una) del trabajo y entretenimiento para muchas personas; yo la estoy usando al escribir esto y seguramente tú también lo harás al leerlo. 

Lo imprescindible que se ha vuelto Google contrasta en muchos casos, en el mío incluido, con el poco conocimiento que tenemos acerca de su historia y de cómo funciona, así que este trabajo final se centrará en realizar un breve recorrido por sus orígenes y las ideas básicas de su algoritmo.

BREVE HISTORIA DE GOOGLE

Para poder comprender la novedad que supuso Google, vamos a retroceder un par de años desde su propuesta original en 1995, a los inicios de la década de los 90. Los buscadores de Internet de la breve era pre-Google, como Archie, eran más primitivos, y se basaban en un Protocolo de Transferencia de Archivos (FTP por las siglas en inglés, File Transfer Protocol); el buscador básicamente facilitaba un listado de los resultados para descargar, que eran archivos transferibles entre el servidor (el que proporcionaba la información) y el cliente (el que demandaba la información), y que tenía en cuenta la cantidad de veces que aparecía el término buscado en los resultados. A pesar de tener una capacidad limitada y no ofrecer resultados con demasiada especificidad, Archie es considerado el primer sistema buscador y fue el primer paso hacia el diseño y optimización de los buscadores modernos. 

En 1995, Larry Page y Sergey Brin, estudiantes de la Universidad de Stanford, diseñaron un programa de búsquedas llamado BackRub con novedosas aportaciones como la consideración de los backlinks y el PageRank. El buscador, por una parte, tenía en cuenta los enlaces de otras páginas que conducían a una página en concreto (los backlinks), bajo la máxima de que cuantos más enlaces condujeran a una página en concreto, más fiable y valiosa sería, y además, gracias al PageRank, se ordenaban, siguiendo la misma premisa de los enlaces, de mayor a menor fiabilidad y veracidad. 

Page y Brin comenzaron autofinanciando su propuesta, pero los inversores no tardaron en llegar, haciendo que la compañía y sus ganancias crecieran masivamente. Por supuesto, en ese camino hasta llegar a la multimillonaria compañía que es hoy, ha habido muchos cambios y mejoras, por ejemplo, en su algoritmo, del que hablaremos a continuación, y también en su nombre, Google, que deriva del término “googol” y que representa el número 1 con 100 ceros detrás, seguramente como símbolo de la ardua tarea de recolectar toda la información existente en la web. 

IDEAS BÁSICAS DEL ALGORITMO

El algoritmo principal de Google es el mencionado anteriormente, PageRank; se trata, en realidad, de una gran familia de algoritmos actualmente registrada por la misma compañía. Consiste en asignar un nivel de relevancia numérica a las páginas, de manera que cuando se realice una búsqueda, los resultados estén ordenados de mayor a menor relevancia. ¿Cómo se realiza esta asignación? Teniendo en cuenta la cantidad de enlaces a los que está unida una página en concreto: se considerará relevante si la página está enlazada por otras páginas que también lo son. 

Esta retroalimentación de la relevancia entre páginas es la que permite que algunas páginas web, las “más fiables y relevantes” estén en la parte superior de las búsquedas, y de esta manera, se evita que páginas inútiles se cuelen entre las primeras opciones. Unido a este algoritmo, Google hace uso de otras técnicas, que son actualizadas constantemente, algunas incluso más de una vez en un sólo día. Este conjunto de herramientas, que según la misma compañía son el corazón de su motor de búsqueda, las explica de manera muy comprensible Eduardo Sáenz de Cabezón en este vídeo maravilloso, pero de manera resumida, son las siguientes:  

  • Análisis de los términos de búsqueda. Estos algoritmos de lenguaje tratan de comprender exactamente qué es lo que una quiere buscar, para poder ofrecer un resultado que se ajuste a la demanda. 
  • Búsqueda de coincidencias. Es decir, buscan páginas web que contengan los términos o el término que se ha buscado en un principio. 
  • Personalización de los resultados. Google hace uso de datos personales acumulados, como historiales de búsqueda, para poder proporcionar un resultado ajustado a cada búsqueda. 
  • Análisis de la calidad de los resultados. Después de ofrecer los resultados, Google evalúa el proceso para evitar mostrar información redundante y una vez más, optimizar las búsquedas futuras. 

#MiMomentoEspæcial

La tarea de esta semana para “El Universo a grandes rasgos” requiere una reflexión personal acerca de #MiMomentoEspæcial; ese momento en nuestras vidas, especial, marcado por algún evento relacionado con la astronomía. Desafortunadamente, mi aportación desentona un poco con la intención de la iniciativa, porque creo que no he tenido (¡aún!) ese momento espæcial. No recuerdo sucesos que me marcaran en especial, o que hicieran que me interesara particularmente en la astronomía; nací en el 95, así que los hitos más conocidos sobre este ámbito científico, como la llegada del ser humano a la Luna, fueron conceptos aprendidos, no eventos simultáneos a mi vida. 

No obstante, eso no significa que no haya vivido momentos asociados a la astronomía. Uno de los hechos que mi generación (¿millennial? ¿Z?, no me aclaro…) vivió y que sí que recuerdo fue el controvertido momento en el que se declaró que Plutón ya no se consideraba un planeta del Sistema Solar. Con sólo 11 años, seguramente la única repercusión que tuvo para mí fue tener que restar un nombre a la lista de planetas que conocía. 

Imagen de Plutón sacada en 2015 por la nave New Horizons de la NASA.

Lo cierto es que la astronomía me parece una ciencia interesante y entretenida, y documentales como Cosmos, tanto la original de Carl Sagan como la versión moderna con Neil deGrasse Tyson, son experiencias muy recomendables y fascinantes. Aún así, no me gusta mucho la manera en la que se retrata la astronomía en el cine, por lo menos en el cine mainstream. Me da la sensación de que la vasta mayoría de las películas relacionadas con la astronomía giran en torno a una narrativa algo catastrofista, con errores técnicos y accidentes en el espacio que los protagonistas deberán resolver. No puede negarse que estos errores pueden ocurrir, prueba de ello es, por ejemplo, el accidente que tuvo el transbordador Challenger en su despegue, pero creo que esta distorsión de la realidad le hace flaco favor a la ciencia en general, y a la astronomía en particular, y puede que influya en la manera en la que las personas puedan tener su propio momento espæcial. 

Patógenos asociados al agua

Todas y todos relacionamos el agua con la vida, algo esencial para sobrevivir, no sólo nosotros los humanos, también el resto de seres vivos. La mayoría de los microorganismos no son excepción y también lo necesitan, incluso proliferan en medios acuáticos, y es precisamente el agua lo que nos une a algunas enfermedades infecciosas. Entre las enfermedades asociadas al agua más conocidas encontramos la leptospirosis y la legionelosis, ambas causadas por bacterias Gram-negativas, y que constituyen riesgos laborales  para algunos oficios e incluso epidemias en zonas y condiciones determinadas.

LEPTOSPIROSIS

Es una zoonosis infecciosa causada por la bacteria Leptospira interrogans, una espiroqueta, con forma alargada y helicoidal. Los principales reservorios de esta enfermedad son los mamíferos, entre los que destacan los roedores, los erizos, y animales domésticos como el ganado.

La forma de contagio a los humanos es el contacto o ingestión de tierra o agua contaminada con orina de animales infectados con la bacteria. L. interrogans penetra el organismo principalmente por la vía dérmica o a través de mucosas, y tras un período de incubación, migra a través del torrente sanguíneo a diferentes órganos, hasta asentarse en el hígado y riñones. Existen varios serotipos de este patógeno, factor que determina la gravedad de los síntomas de la leptospirosis; en la primera fase de la enfermedad aparecen síntomas leves parecidos a la gripe, y en la segunda fase, más complicada y grave, la enfermedad puede escalar a insuficiencias renales, meningitis, hemorragias pulmonares e intestinales, etc. 

L. interrogans no se multiplica fuera del hospedador, pero es capaz de sobrevivir durante días e incluso meses (en condiciones ambientales adecuadas) en aguas estancadas. Por esta razón, es una bacteria habitual en pantanos y estanques, en épocas de lluvia e inundaciones y en zonas tropicales con humedad. Como es de esperar, las profesiones relacionadas con el agua y el ganado son las más vulnerables de contraer leptospirosis, por ejemplo, veterinarios, arroceros, poceros, encargados del saneamiento de aguas y de residuos etc. También es posible contraerla en actividades acuáticas, como ocurrió en 2017 en un triatlón en la ría de Bilbao.

LEGIONELOSIS

La legionelosis es una enfermedad infecciosa producida por la bacteria Legionella pneumophila, un bacilo aerobio y flagelado.

2009 Margaret Williams, PhD; Claressa Lucas, PhD;Tatiana Travis, BS Under a very high magnification of 15000X, this colorized scanning electron micrograph (SEM) depicted a number of Gram-negative Legionella pneumophila bacteria. Please see PHIL 11092 through 11154 for additional SEMs of these organisms, specifically PHIL 11141 for a black and white version of this image. Of particular importance, is the presence of polar flagella, and pili, or long streamers, which due to their fragile nature, in some of these views seem to be dissociated from any of the bacteria.  You’ll note that a number of these bacteria seem to display an elongated-rod morphology. L. pneumophila are known to most frequently exhibit this configuration when grown in broth, however, they can also elongate when plate-grown cells age, as it was in this case, especially when they’ve been refrigerated. The usual L. pneumophila morphology consists of stout, “fatÓ bacilli, which is the case for the vast majority of the organisms depicted here. These bacteria originated on a 1 week-old culture plate (+/- 1 day), which had incubated a single colony, at 37?C upon a buffered charcoal yeast extract (BCYE) medium with no antibiotics.
Legionella pneumophila bajo el microscopio electrónico de barrido.

Se trata de una bacteria ambiental que vive en medios acuáticos como pantanos, estanques y ríos, y es cuando coloniza los sistemas de abastecimiento de agua de ciudades y centros urbanos a partir de esos reservorios, cuando puede convertirse en patógeno oportunista; L pneumophila se incorpora a sistemas que necesitan agua, como sistemas de agua sanitaria fría o caliente, refrigeración, condensadores, fuentes ornamentales, piscinas, etc. Esta bacteria forma películas llamadas biofilms , estructuras bacterianas organizadas adheridas a una superficie, que forman una comunidad y excretan sustancias protectoras. Los sistemas de abastecimiento de agua son propensos a crear estancamientos, que, unidos a sustancias orgánicas e inorgánicas presentes en el agua, constituyen un medio y un sustrato idóneo para que las legionelas formen biofilms. Dado que estos sistemas son imprescindibles, la legionelosis constituye un riesgo laboral para muchos trabajos, como la fontanería o el saneamiento de aguas, y también está presente en áreas recreativas acuáticas, como jacuzzis, piscinas y spas. 

La principal manera de contagio es la inhalación de aerosoles infectados con la bacteria, que al llegar a los alvéolos y ser fagocitados por los macrófagos, se multiplican dentro de las células inmunitarias, hasta provocar su lisis e infectar células vecinas. La manifestación más grave de la legionelosis provoca una neumonía atípica y fiebres muy altas.

Otros ejemplos de enfermedades asociadas al agua son los siguientes:

  • La diarrea, quizás la afección más típica en las actividades acuáticas recreativas, puede ser causada por diferentes agentes como Cryptosporidium, Giardia, Norovirus, Shigella y Escherichia coli O157:H7.
  • La “foliculitis del jacuzzi”, asociada a jacuzzis y spas con mal mantenimiento, es causada por la bacteria Pseudomonas aeruginosa.
  • La Hepatitis A, causada por el virus con el mismo nombre, es común en trabajadores de saneamiento de aguas residuales y alcantarillados. 
  • El virus de la encefalitis japonesa, que causa la enfermedad con el mismo nombre, es transmitida por mosquitos del género Culex y puede darse entre arroceros en el sureste de Asia.

Las matemáticas de Futurama

El mundo de Matt Groening es conocido por muchísimas personas, ya sea por la famosa familia amarilla que vive en Springfield o por las aventuras interplanetarias de Fry, Leela y Bender. Esta última, Futurama, está plagada de referencias y guiños a las matemáticas, algunas obvias para la mayoría de nosotras, y otras, solamente detectables por expertos en la materia.

Para comprender el empeño que los guionistas pusieron a la hora de respetar los detalles, sólo hace falta fijarse en el primer capítulo, en el que Fry despierta de una criogenización el 31 de diciembre del 2999 y Bender, el robot, lo lleva de visita a un museo, donde hay un cartel en la entrada que señala que los martes la entrada es gratuita; los protagonistas entran gratis al museo porque, efectivamente, el 31 de diciembre de 2999 será martes. 

It's the small details that make Futurama great. December 31, 2999 ...

A continuación, vamos a conocer algunas de las maneras en las que las matemáticas se cuelan en esta serie:

  • A lo largo de los episodios, los protagonistas visitan una discoteca llamada Studio 122133, que hace referencia a la antes famosa discoteca y actualmente teatro en Manhattan, Studio 54; basta calcular las potencias para darse cuenta de que 122133= 54. 
Yonomeaburro: Futurama, Bender es Tony Manero!
  • Como guiño a la geometría, los guionistas modificaron dos edificios conocidos para darles un toque más futurista. El pabellón deportivo Madison Square Garden aparece como Madison Cube Garden y con forma de cubo, haciendo referencia al juego de palabras en inglés de square, que significa cuadrado, y cube, que significa cubo. El famoso Trump Tower aparece como Trump Trapezoid, y como no, con forma de trapecio. 
  • Otro ejemplo con el que las matemáticas se abren paso, pero de manera muy discreta, es con el número 1729. Es un número que aparece en diversas ocasiones y contextos, como referencia al número de hijo que es Bender, el número de serie de una nave espacial, el nombre de un universo paralelo, etc. Esta cifra, aparentemente “inocente”, es conocida como número de Hardy-Ramanujan, y es el número natural más pequeño que puede expresarse como la suma de dos cubos (es decir, números elevados a la potencia 3) positivos de dos formas distintas. Veamos: 1729 puede expresarse como 13+123=1729 y como 93+103=1729, siendo el número natural más pequeño en poder representarse de esta manera.  
  • La histórica “Ruta 66” aparece representada en un gigante cartel como 66, un ingenioso juego de palabras en inglés, en el que el nombre original es “Route 66”, y la expresión matemática se lee como “Root 66”, con una pronunciación parecida. 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
https://www.jotdown.es/2019/04/futurama-y-las-matematicas/
http://screenprism.com/insights/article/what-are-some-clever-math-references-in-futurama

El enemigo oculto de Napoleón

No cabe duda de que la historia de la humanidad ha sido forjada, sobre todo, a base de conflictos bélicos por el dominio de tierras y recursos. Aun así, sería ingenuo pensar que los microorganismos y las enfermedades, en muchas ocasiones consecuencia directa de las anteriores, no han participado en ese modelaje. Uno de los ejemplos, quizás no muy conocido, pero que, según expertos, pudo haber cambiado parte del transcurso histórico de Europa, es el del tifus epidémico y la fracasada invasión napoleónica al imperio ruso.

Los motivos de la invasión se explican muy bien en este vídeo , pero brevemente, Napoleón quiso penalizar al imperio ruso por desobedecer las órdenes de frenar cualquier tipo de intercambio mercantil con Gran Bretaña, que era el principal enemigo del imperio francés. Como castigo, emprendió la invasión a Rusia en junio de 1812, con más de medio millón de soldados que formaban la Grande Armée. Napoleón priorizó el transporte de artillería sobre el de alimentos, así que, a medida que se acercaban al objetivo, la armada se vió forzada a adentrarse en poblados polacos en busca de alimentos y agua para poder subsistir, aún sabiendo que en Polonia había extensos focos de tifus. Las terribles condiciones meteorológicas forzaron a la armada a dormir en pequeños espacios, lo que hizo que fuera inevitable que el tifus produjera una epidemia en toda la Grande Armée; más de 80.000 soldados franceses murieron únicamente en el primer mes de la epidemia (1). 

Cuando los galos llegaron a Moscú, exhaustos, enfermos y sin reservas, se toparon con todas la tiendas de la ciudad quemadas por los mismo rusos, lo que obligó a Napoleón a asumir la derrota. El balance para la Grand Armée resultó desolador; de los 600.000 soldados que la formaban al inicio, sólo 20.000 volvieron a Francia, y más de la mitad de las muertes se atribuyeron al tifus. 

Cuadro del artista polaco Wiktor Mazurowski que representa la llegada de las tropas de Napoleón a la ciudad quemada de Moscú.

Hoy en día sabemos que el tifus epidémico o exantemático es producido por una bacteria, parásita intracelular obligada, llamada Rickettsia prowazekii. El piojo corporal es el vector de esta bacteria, y se transmite cuando las heces infectadas del piojo penetran la piel; cuando la persona se rasca la picadura, las heces entran en el organismo, infectándolo. 

ARTÍCULO DE REFERENCIA
(1) http://www.montana.edu/historybug/documents/TYPHUS-Conlon.pdf

Diario de una pandemia

“10 de agosto de 2010.

Hoy, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha anunciado que la pandemia de la gripe A (H1N1) ha llegado a su fin. Durante los últimos catorce meses, desde el 11 de junio del año pasado, el mundo ha estado sumido en un estado de emergencia sanitaria. Nadie podría haberse esperado que el cuadro gripal de dos niños estadounidenses a finales de marzo del año pasado escalaría a una pandemia, con la gran mayoría de países infectados, ¡en tan solo 11 semanas! Los expertos estiman que el número total de muertos oscila entre 151.700 y 575.400 personas…

La evolución de la pandemia ha marcado dos olas claras, con un desfase de unas pocas semanas entre hemisferios. La primera oleada, aquí en el hemisferio norte, ha durado desde abril hasta agosto y ha sido leve; en Europa, por ejemplo, sólo ha habido 158 casos y por lo que he oído en la radio, no ha causado demasiadas saturaciones en los servicios sanitarios. Sin embargo, la segunda ha sido la que más se ha notado y la que mayor impacto ha tenido; por lo visto, no sólo ha afectado a países con casos en la primera oleada, sino también a los que no la habían tenido. Aquí en España empezó hace menos de un año, a principios de octubre, y llegó a tener una incidencia media de 360 casos por cada 100.000 habitantes en su punto más álgido.

Comparada con la gripe estacional, la población más joven ha sido la que mas incidencias ha tenido, algo que han podido confirmar al fijarse en la segunda oleada, que comenzó prácticamente con el inicio del período escolar; además, curiosamente, se ha observado una gran concentración de fallecimientos en el grupo de edad de 20-59, y los expertos creen que puede deberse a que las personas mayores de 60 años tengan un grado de inmunidad preexistente.

A lo largo de estos meses he tenido la oportunidad, al menos, de aprender conceptos sobre epidemiología que me han ayudado a entender mejor la importancia que tienen en la salud algunos ámbitos científicos, que yo no consideraba asociados al campo sanitario, como las matemáticas. Por ejemplo, el número básico de reproducción o R0 expresa el número aproximado de personas que contagia una persona infectada en un tiempo dado. En el caso de esta enfermedad, la gripe A H1N1, se estima que el R0 es de 1,2-1,7. Gracias a este parámetro, los epidemiólogos han sido capaces de estimar la velocidad a la que puede propagarse una enfermedad en una población determinada, y pueden prever el riesgo de que desencadene una pandemia como la que acaba de terminar.

Afortunadamente, ya ha pasado todo, pero las cosas podrían haberse torcido mucho; podría haber sido una enfermedad con un R0 mayor, algo que obligara a establecer una cuarentena global, saturando los centros de salud y que, además, pillara al mundo sin herramientas necesarias para hacerle frente. Solo espero que, como sociedad, hayamos aprendido lo necesario que es invertir en ciencia, en investigación y en sanidad pública, porque son piezas fundamentales para poder afrontar situaciones adversas como esta.”

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

Vaqué, J. (2010). Epidemiología de la gripe A (H1N1) en el mundo y en España. Archivo de Bronconeumología 46 (Supl 2): 3-12.

Descubriendo las zoonosis

Las zoonosis son enfermedades transmitidas por los animales a los seres humanos. A continuación, dos ejemplos de zoonosis, el carbunco y la hidatidosis, ambas transmitidas por animales herbívoros.

Carbunco o Ántrax

El carbunco, más comúnmente conocido como ántrax, es una enfermedad infecciosa causada por la bacteria Bacillus anthracis. El contagio ocurre al entrar en contacto con las esporas resistentes de la bacteria, que pueden estar en animales enfermos o muertos por la misma causa, o en sus productos, como la lana, pelo, huesos o cuero.

Bacterias de Bacillus anthracis con tinción Gram bajo el microscopio óptico. Imagen de James Feeley.

Cuando las esporas penetran el organismo, son interceptadas por macrófagos, células del sistema inmunitario, y al ser fagocitadas por estas, germinan en su interior y las bacterias comienzan a multiplicarse, activando los factores de virulencia. El factor más importante es la producción de una toxina, que tiene una doble función: por una parte, estimula a los macrófagos, antes de eliminarlos, a segregar moléculas proinflamatorias que generan un estado de shock, y, por otra parte, inhiben que el mismo organismo destruya los macrófagos infectados por la bacteria.

La letalidad de la enfermedad depende de la vía de entrada (piel, ingestión o inhalación) y de la forma en la que se desarrolla. El carbunco cutáneo es el más común y menos letal, con síntomas visibles como edemas y necrosis hemorrágicas en la zona de entrada; el intestinal es el más inusual y el pulmonar, el más letal (1).

Hidatidosis o Enfermedad hidatídica poliquística

La hidatidosis es una enfermedad infecciosa producida por el cestodo Echinococcus granulosus, también llamado tenia del perro. Este parásito necesita dos huéspedes para completar su ciclo vital: en la fase adulta, el gusano infecta el intestino delgado de los perros, y en su fase larvaria, afecta al ganado ovino, sobre todo, y accidentalmente, al ser humano.

El contagio humano ocurre al ingerir los huevos de la tenia presentes en las heces de los animales (que pueden estar en el pelaje de los perros, por ejemplo); en el intestino se incuban y se liberan las formas inmaduras protegidas del parásito, llamadas oncosferas. Estas migran por el torrente sanguíneo y normalmente se sitúan en el hígado, creando quistes hidatídicos, llenos de líquido, que, en el caso de romperse, extienden la infección. Dentro de estos quistes, las oncosferas mutan a otra forma infecciosa llamada protoscólice.

Ciclo vital de Echinococcus granulosus, con los huéspedes definitivo e intermediario, y las zonas de afección en seres humanos. Fuente: CDC.

El desarrollo de los quistes puede ocurrir durante años, de manera asintomática, hasta que los quistes, suficientemente grandes, comprometan el tejido u órgano en el que se encuentran (2).

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

(1) Carrada Bravo, T. (2003). El carbunco cutáneo: diagnóstico, patogenia y tratamiento. Piel 18(4), 183-197.

(2) https://www.msdmanuals.com/es-es/professional/enfermedades-infecciosas/cestodos-tenias/hidatidosis

Visitantes interestelares

Visitantes interestelares. En el imaginario de la gran mayoría de nosotros, al leer esas palabras habrán aparecido marcianos verdes en platillos extravagantes con luces brillantes, pero la realidad, aunque resulte decepcionante para algunos, es muy diferente. En 2017 se observó un peculiar objeto interestelar bautizado como Oumuamua, que llevó a muchos a especular sobre si se trataba de una nave extraterrestre por su forma y comportamiento. Dos años más tarde, en verano del 2019, otro objeto proveniente de otro sistema solar fue detectado y llamado 2I/Borisov, en honor al astrónomo que lo descubrió.

Aunque parezca mentira, en medio de la incertidumbre causada por la pandemia, ámbitos científicos como la astronomía siguen abriéndose paso y ejemplo de ello son dos estudios publicados por Nature Astronomy, que intentan arrojar luz sobre la naturaleza y origen de estos dos visitantes interestelares.

El estudio sobre Oumuamua, de acuerdo con otros estudios previos, ha concluido que no se trata de un vehículo espacial y que su origen es puramente natural. El equipo de investigadores ha señalado que se trata de una especie de híbrido entre asteroide y cometa, al compartir rasgos de ambos, y especula que pudo haber adquirido su peculiar forma plana cuando salió del sistema solar en el que se originó.

Recreación artística de Oumuamua, divisado en 2017.
Recreación del objeto interestelar conocido como Oumuamua. Fuente: artículo original.

La investigación sobre el cometa 2I/Borisov también ha resultado ser reveladora. El radiotelescopio ALMA, del Observatorio Europeo Austral, pudo, por primera vez, realizar la observación directa de los elementos químicos de un objeto interestelar, formado en un sistema solar ajeno al nuestro. Los resultados son fascinantes: el cometa contiene entre 9 y 26 veces más monóxido de carbono (CO) que lo que tendría un cometa formado en nuestro Sistema solar. La presencia de este compuesto en cantidades tan grandes ha llevado al equipo de expertos a pensar que se formó en una región extremadamente fría, en un sistema solar muy lejano, posiblemente en una zona llamada cinturón de Kuiper, ¡más allá de Neptuno!, y que, además, lleva miles de millones de años viajando por el espacio interestelar.   

De todas maneras, los científicos señalan que estos estudios han generado más preguntas que respuestas; entre otras cuestiones, aún no saben por qué tiene el cometa esa composición tan diferente a los cometas de nuestro sistema solar, y esperan poder encontrar en un futuro más objetos interestelares que puedan arrojar información sobre el origen y formación de los sistemas solares.

Imagino que algunas personas, las menos familiarizadas con la ciencia, después de leer la noticia, se habrán extrañado de que el resultado del estudio provoque más preguntas que respuestas. Esta es, precisamente, una de las razones por las que he escogido comentar esta noticia. En contraste con la imagen errónea y lineal que se le ha dado tradicionalmente, aquella en la que la primera investigación de algo ya proporciona los resultados finales e inamovibles, la ciencia y el avance se da a través de estudios que suscitan preguntas, que provocan el cuestionamiento de las cosas, y prácticamente nunca ocurren de la noche a la mañana. Por eso, creo que es muy positivo que tanto la comunidad científica como periodistas científicos que se encargan de “mascar” investigaciones y hacerlas comprensibles para la sociedad reflejen la complejidad y la realidad del progreso de la ciencia.

NOTICIA PRINCIPAL: https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/ciencia/2020/04/20/5e9db347fc6c83a8528b460d.html

Redes sociales: mucho más que entretenimiento

Muchas personas asocian las redes sociales con diversión, amistades y conectividad; pero los datos que compartimos en ellas también pueden servir como fuente de información para llevar a cabo estudios de todo tipo. Este es un ejemplo de esos estudios, en los que, utilizando como muestra datos compartidos por usuarios de la red social Twitter entre los años 2012 y 2015, el equipo de investigadores intentó dar respuesta a la siguiente pregunta: ¿Por qué la gente utiliza cigarrillos electrónicos?

El objetivo de este estudio era entender el aumento en el consumo de cigarrillos electrónicos, y para ello los autores utilizaron información obtenida pasivamente a través de tweets públicos. La razón de utilizar este método y no un cuestionario clásico fue, según los autores, por una parte, evitar que las respuestas estuvieran limitadas a las opciones dadas en el sondeo; de esta manera, mediante los tweets, los autores podrían explorar argumentos que quizás ni siquiera se planteaban en un principio; por otra parte, no habría un tiempo limitado para contestar, ya que se trata de información publicada voluntariamente por los sujetos.

Los autores analizaron 3.3 millones de tweets públicos entre 2012 y 2015, que después procesaron para conseguir una submuestra significativa. La muestra final, la real, contenía únicamente tweets en inglés, con palabras clave para referirse a los cigarrillos electrónicos como vapers, e-cigs, e-kings, electronic cigarettes, etc., y no contenía spam ni bots (“cuentas robots” que imitan el comportamiento humano). Después, analizaron las razones más mencionadas en la muestra, identificando siete razones principales: los utilizaban para dejar los cigarros convencionales, por el bajo coste, por la variedad de sabores, por su uso más seguro, por poder fumar dentro de los establecimientos, por el mejor olor y/o por la imagen social.

Los autores observaron cómo fueron cambiando, a lo largo de los 3 años que duró el estudio, las razones por las que los usuarios consumían los cigarrillos electrónicos (Figura 1). Sorprendentemente, comprobaron que a inicios del estudio el argumento principal era dejar de fumar los cigarros convencionales, y en 2015, al final del estudio, la imagen social era la principal razón de utilizar los electrónicos.

Figura 1. Gráfica del estudio que muestra los porcentajes de cada razonamiento al inicio del estudio (azul) y al final (blanco).

Los resultados son respaldados por hechos contemporáneos al estudio, como por ejemplo, las búsquedas en Google sobre la compra de e-cigs para dejar de fumar disminuyeron en 2015, momento en el que ésta dejó de ser la razón principal para usarlos; entraron en vigor normativas para prohibir los cigarrillos electrónicos dentro de los establecimientos, por eso esta razón también disminuyó, y por último, algo que no debería sorprender a nadie: las empresas de e-cigs comenzaron a realizar marketing con un enfoque en la imagen pública, sobre todo, dirigida a adolescentes (Figura 2).

Figura 2. Imágenes de la publicidad utilizada por la marca de cigarrillos electrónicos Juul en 2015.

Los autores, además de mostrar los resultados y relacionarlos con los hechos mencionados, pretenden hacer hincapié en la metodología y en el uso de los datos a partir de las redes sociales como Twitter para poder realizar estudios a gran escala en ámbitos como el sanitario. En lugar de sustituir los cuestionarios comunes, los autores sugieren que las instituciones pueden valerse de estudios como este para obtener datos importantes y poder enfocar mejor las preguntas de los sondeos.  

ARTÍCULO ORIGINAL: Ayer, J.W., Leas, E.C., Allem, J., Benton, A., Dredze, M., Althouse, B.M., Cruz, T.B., Unger, J.B. (2017). Why do people use electronic nicotine delivery systems (electronic cigarettes)? A content analysis of Twitter, 2012-2015. PLOS ONE.

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora