Breve recorrido por Google: historia y algoritmos

En cuestión de décadas, nuestro modelo de búsqueda de información ha cambiado radicalmente, y lo digital prácticamente se ha impuesto por completo al papel. Google es, actualmente, el buscador por excelencia, hasta el punto en el que se estima una media de 6 mil millones de búsquedas diarias en todo el mundo. Esta plataforma es la base (por suerte o por desgracia, a juicio de cada una) del trabajo y entretenimiento para muchas personas; yo la estoy usando al escribir esto y seguramente tú también lo harás al leerlo. 

Lo imprescindible que se ha vuelto Google contrasta en muchos casos, en el mío incluido, con el poco conocimiento que tenemos acerca de su historia y de cómo funciona, así que este trabajo final se centrará en realizar un breve recorrido por sus orígenes y las ideas básicas de su algoritmo.

BREVE HISTORIA DE GOOGLE

Para poder comprender la novedad que supuso Google, vamos a retroceder un par de años desde su propuesta original en 1995, a los inicios de la década de los 90. Los buscadores de Internet de la breve era pre-Google, como Archie, eran más primitivos, y se basaban en un Protocolo de Transferencia de Archivos (FTP por las siglas en inglés, File Transfer Protocol); el buscador básicamente facilitaba un listado de los resultados para descargar, que eran archivos transferibles entre el servidor (el que proporcionaba la información) y el cliente (el que demandaba la información), y que tenía en cuenta la cantidad de veces que aparecía el término buscado en los resultados. A pesar de tener una capacidad limitada y no ofrecer resultados con demasiada especificidad, Archie es considerado el primer sistema buscador y fue el primer paso hacia el diseño y optimización de los buscadores modernos. 

En 1995, Larry Page y Sergey Brin, estudiantes de la Universidad de Stanford, diseñaron un programa de búsquedas llamado BackRub con novedosas aportaciones como la consideración de los backlinks y el PageRank. El buscador, por una parte, tenía en cuenta los enlaces de otras páginas que conducían a una página en concreto (los backlinks), bajo la máxima de que cuantos más enlaces condujeran a una página en concreto, más fiable y valiosa sería, y además, gracias al PageRank, se ordenaban, siguiendo la misma premisa de los enlaces, de mayor a menor fiabilidad y veracidad. 

Page y Brin comenzaron autofinanciando su propuesta, pero los inversores no tardaron en llegar, haciendo que la compañía y sus ganancias crecieran masivamente. Por supuesto, en ese camino hasta llegar a la multimillonaria compañía que es hoy, ha habido muchos cambios y mejoras, por ejemplo, en su algoritmo, del que hablaremos a continuación, y también en su nombre, Google, que deriva del término “googol” y que representa el número 1 con 100 ceros detrás, seguramente como símbolo de la ardua tarea de recolectar toda la información existente en la web. 

IDEAS BÁSICAS DEL ALGORITMO

El algoritmo principal de Google es el mencionado anteriormente, PageRank; se trata, en realidad, de una gran familia de algoritmos actualmente registrada por la misma compañía. Consiste en asignar un nivel de relevancia numérica a las páginas, de manera que cuando se realice una búsqueda, los resultados estén ordenados de mayor a menor relevancia. ¿Cómo se realiza esta asignación? Teniendo en cuenta la cantidad de enlaces a los que está unida una página en concreto: se considerará relevante si la página está enlazada por otras páginas que también lo son. 

Esta retroalimentación de la relevancia entre páginas es la que permite que algunas páginas web, las “más fiables y relevantes” estén en la parte superior de las búsquedas, y de esta manera, se evita que páginas inútiles se cuelen entre las primeras opciones. Unido a este algoritmo, Google hace uso de otras técnicas, que son actualizadas constantemente, algunas incluso más de una vez en un sólo día. Este conjunto de herramientas, que según la misma compañía son el corazón de su motor de búsqueda, las explica de manera muy comprensible Eduardo Sáenz de Cabezón en este vídeo maravilloso, pero de manera resumida, son las siguientes:  

  • Análisis de los términos de búsqueda. Estos algoritmos de lenguaje tratan de comprender exactamente qué es lo que una quiere buscar, para poder ofrecer un resultado que se ajuste a la demanda. 
  • Búsqueda de coincidencias. Es decir, buscan páginas web que contengan los términos o el término que se ha buscado en un principio. 
  • Personalización de los resultados. Google hace uso de datos personales acumulados, como historiales de búsqueda, para poder proporcionar un resultado ajustado a cada búsqueda. 
  • Análisis de la calidad de los resultados. Después de ofrecer los resultados, Google evalúa el proceso para evitar mostrar información redundante y una vez más, optimizar las búsquedas futuras. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: